EN ES

COMPOSITORA

COMPOSITORA

Pulso de la vida: 

Música que enciende…

 

Un versátil promenade por las distintas facetas de la creación musical de la artista: desde los arreglos de las famosas obras clásicas para piano, que renacen gracias a un colorido e innovador despliegue instrumental, efectos sonoros y estilos rítmicos, hasta las composiciones de su propia autoría, que representan mini historias personales dibujadas con la música. 

Así, el “Claro de Luna” de Debussy se refleja dentro de un genuinamente profundo mar nocturno, inspirado por el piano, la ambientación acústica de palo de lluvia, truenos y destellos de campanillas, alumbrados por una tenue luz de la voz de soprano, bañada sobre las olas del violonchelo. ”Realmente una alta poesía hecha música”.

Por el otro lado, el famoso Vals de Chopin, en Do sostenido menor, que cambia su elegante traje por uno más colorido, atrevido y despeinado, al estilo de “Peter Pan”, convirtiéndose en un atractivo Jazz Vals.

Las estaciones del alma

Las composiciones: “Un nuevo Amanecer”, “Lágrimas de Luna”, “Noche Blanca”, “Adiós” y “Te necesito”, son diálogos y confesiones internas de piano solo, inspirados en historias personales. Con estas acuarelas musicales (para piano solo) la artista lanza su nueva faceta de compositora regalando y compartiendo con las audiencias; “Una bella música de fuerza cristalina que discurre por un camino de pasión, delicadeza y generosidad, conduciendo hacia una dimensión de paz y amor puros, como un cuento de hadas, destinado a la eternidad por el don de su alma…”. 

La obra “Sueño de Amor” de Liszt, originalmente escrita para piano solo, revive su intenso romance en la versión de un verdadero Dúo de Amor protagonizado por violonchelo y piano.

Asimismo, “Había una Vez” conduce la onda del “Sueño de Amor” de Liszt hacia un innovador espacio de fusión de ritmos latinoamericanos con toques jazzísticos, donde interactúan saxofón, violonchelo, piano y percusión.

“El Pulso de la Vida” representa la interna búsqueda de la verdad y el sentido de la vida, reflejados en la revancha entre el zapateo irlandés y la percusión flamenca, en compañía de canto, violín, violonchelo y piano.

Con esta obra estrella, Victoria concluye el recorrido por las estaciones del alma, guiada por el pulso musical que vibra en ella. 

…………………………………………………………………………………………………………

La creación “Pulso de la Vida”, ha sido inspirada por mi pasión por la música y por el pulso de la vida, reflejada en el profundo deseo de comunicar, en compañía de mi “Príncipe Blanco”. 

Victoria Foust